“En ese momento nos perdimos a nosotros mismos”

Aunque mi blog está basado en experiencias personales me parece importarte hoy hacer una excepción y escribir por todas aquellas vidas que descansan desde hace ya diez años en este día.

Ninguna vida es irrelevante , todos aportamos algo a este mundo , ya sea a otra persona, un grupo o a gran escala . Cada uno de nosotros somos una vida, y de vidas está formado nuestro mundo, amigos . Hacer desaparecer o incluso minar una sola de ellas significa muy poco de nosotros , significa nuestra propia destrucción , tanto del mundo como de nosotros mismos .

Tanto hablamos de avances tecnológicos o científicos que olvidamos que ninguno de esos avances sería posible si dejáramos de existir . Somos lo que somos porque todos somos uno, y aunque muchos no lo quieran ver , ninguna vida es mas importante que otra, absolutamente ninguna, y nadie debería, por tanto, tomarse el derecho de arrebatárnosla.

A menudo me pregunto : ¿Existe un conflicto o necesidad tan sumamente importante como para acabar con una vida ajena o incluso con la nuestra propia?

Hace diez años no perdimos 192 maravillosas vidas, perdimos mucho más que eso, perdimos un poco de nuestro mundo, de nuestra esencia y dignidad, nos perdimos a nosotros mismos. 

Cuidemos de nosotros , cuidemos nuestro mundo.

Babsti.

(Aunque en este post reflexiono acerca de dicho suceso, es válido para todas las demás atrocidades que ocurreen nuestro cada día menos mundo)
Anuncios